Algo más que sacarlo a la calle

A la hora de pensar en las necesidades básicas de nuestros perros la primera que nos viene en mente son las fisiológicas, claro como lo dice la palabra tiene algo de lógica: ¡mientras no puedan tirar solos de la cadena! ¡Jejeje! Así que para esta función los llevamos a la calle y al parque pero lo que además necesitan nuestros perros es pasear.

Un buen paseo representa andar, ejercitarse para hacer funcionar sus músculos, su esqueleto con los mismos beneficios como para nosotros. Esto es muy saludable físicamente y lo es mentalmente porqué los perros ven el mundo a través de su nariz como nosotros con lo ojos, su sistema olfativo es superior al nuestro (su mucosa olfativa es de 150 cm con 200 a 300 millones de células olfatorias por centímetro, en el hombre es de 5 cm con solo 5 millones de células olfatorias por centímetro).

Un buen paseo sería como para nosotros mirar coches en una feria o ir de tiendas en tiendas y si por el camino nos encontramos un amig@ pues el momento será aún más interesante.

Si, si, los perros además de aprender a desarrollar aptitudes sociales, necesitan interactuar socialmente (encuentros, juegos) con miembros de su propia especie pues son animales gregarios y esto es fundamental para su bienestar emocional. De lo contrario podrían llegar  a padecer apatía, estrés, agresividad…

Con lo dicho también conviene destacar que según el estado de salud, la raza, la edad del perro la necesidad o intensidad serán más o menos importantes. En cuanto la frecuencia y de entrada para sus necesidades fisiológicas, lo correcto son 3 veces al día, con un mínimo de 45 Mns. totales por día, y sobre todo en horas regulares.

Pero de ninguna manera conviene estresar al perro, por ejemplo tirarle la pelota con un exceso de ejercicio puede convertirse en distrés, que es un exceso de estrés. Lo mismo sucede, si lo llevas con prisas, con una correa corta  que no pueda oler o estés siempre llevándola tensa por qué no confías en la reacción de tu perro, para esto debes recurrir primero a un poco educación canina.

Ten en cuenta algunos signos que te avisarán si tiene estrés: aumento del pulso cardiaco, jadeos, muerde la correa, excesiva micción, falta de concentración, se lame demasiado…

 Recuerda un paseo es mucho más que hacer “sus necesidades” es hacer ejercicio, OLFATEAR, relacionarse y disfrutar ambos del momento.

error: