¿Qué dice el ladrido de tu perro?

El ladrido de tu perrete, lejos de ser molesto, debe ser considerado como su medio de comunicación, como el lenguaje oral que utiliza para comunicarse contigo. A través del ladrido, el perro expresa estados de ánimo, sentimientos, o advertencia de peligro o de gente desconocida. A continuación, te voy a contar los significados generales de los diferentes tipos de ladridos de tu amigo que, aunque suenen iguales, no los son.

Tipos de sonidos

Los perros emiten diferentes tipos de sonidos y tonalidades. Si bien nos vamos a enfocar en el ladrido, no quiero dejar de mencionar algunas de las otras manifestaciones sonoras de los canes.

Gruñido: representa amenaza, ya sea hacia él o bien que esté amenazando a alguien. Es un sonido ronco y constante. También puede gruñir durante el juego sin que sea una amenaza.

Gemido: tristeza y dolor cuando suena a tono lastimoso y alegría cuando se siente como un sonido corto y el perro se mueve mucho.

Grito: en el caso de los cachorros, gritan para mostrar sumisión al perro mayor o por dolor.

Significado de los ladridos

En líneas muy generales, podemos decir que los tonos bajos de ladridos indican tristeza, amenaza y sentimientos negativos. Los de tono más alto representan emociones más positivas como invitación a jugar o alegría.

Para entender el ladrido del perro es necesario estar atentos a las circunstancias que rodean al animal en ese momento, como así también a su lenguaje corporal. Si quieres aprender más sobre los ladridos de tu amigo, lo ideal es que consultes con tu etóloga amiga. No obstante, aquí te dejo un resumen de algunos ladridos para tener en cuenta.

¡Hola! ¿Cómo estás?

Su forma de saludarte a ti o a gente conocida es a través de uno o dos ladridos cortos y de tono alto.

No quiero estar solo

Los perros no saben de trabajo y obligaciones, solo de dar cariño y recibir compañía. El perro es un animal social y por lo tanto no entiende porqué sus dueños los dejan solo durante el día. Su forma de manifestar su descontento o estrés con la soledad es aullar o ladrar. Son series prolongadas de ladridos con intervalos más largos entre una y otra. La forma de resolver este problema es enseñándole a tu perro a sobrellevar tu ausencia.

¡Alerta!

En este caso, el perro advierte una situación fuera de lo normal. Aún no está seguro sobre si es o no una amenaza real e intenta alertarnos de que algo no anda bien o no se siente seguro con ello. El perro emitirá tres o cuatro ladridos cortos con intervalos en el medio. Lo óptimo sería que enseñes a tu amigo para que estas advertencias sean solo eso y no se conviertan en ladridos molestos por cualquier cosa que se oiga al otro lado de la puerta. Una consulta con tu etóloga podría resolver el problema.

Hay otras razones más por las que tu perrete puede ladrar, estas son solo las más representativas y comunes. Recuerda que cada perro es único al igual que tú, su amo. Por lo que entender qué te quiere decir cuando se expresa mediante un ladrido es fundamental para lograr una buena relación contigo.

 

 

error: