Seguridad y confort en el coche para mi Mascota

Se acercan las vacaciones y por supuesto te acompaña tu mascota; Él siempre quiere estar cerca de ti, pero antes ten en cuenta estos importantes consejos:

En lo que respecta la normativa: el perro debe estar “controlado” dentro del vehículo, es por su propia seguridad y la de los otros pasajeros, en caso de un frenazo brusco o de un fuerte golpe.

Uniéndole el confort te comento 4 opciones según su tamaño:

-para perros pequeños o medianos, coloca un transportín detrás del asiento del acompañante, es el lugar que ofrece más protección



-para perros pequeños o medianos, acomódalo en la banqueta del asiento trasero con un arnés con mínimo dos enganches al cinturón de seguridad; Con sistemas de unión cortos mayor sera la seguridad

-y para perros de cualquier tamaño y grande, el maletero es un buen lugar con una separación rígida aunque lo mejor es un transportín colocado  en posición transversal a la dirección de la marcha.
Dentro del transportín el perro esta más estable y no baila ni se marea detrás con las curvas o frenazos.



Por otra parte, es necesario llevar su cartilla sanitaria actualizada por lo que pudiera pasar y si viajáis a Europa debes llevar su pasaporte en el que figurará que esta vacunado contra la rabia.

Antes de un largo viaje, es preferible que le hayas acostumbrado un poco a ir en el coche, en cualquier caso y para prevenir que se maree no le des de comer como mínimo unas 2 horas antes.

Si el viaje es largo aprovecha las paradas de repuesto de gasolina para estirar patitas, beber y otras necesidades. Llévalo siempre atado al salir del coche y ahórrate un disgusto¡!

Evidentemente también para su bienestar, no pongas el volumen alto de la radio ni fumes en el vehículo y airea el vehículo.

Para preservar la limpieza de tu coche protege la tapicería con estas fundas especiales:


Y por supuesto con la llegada del buen tiempo, vigila la temperatura interior del coche, ten siempre agua cerca y no lo dejes nunca encerrado ya que podría morir por un golpe de calor aunque no haga sol.

Si no lo pudieras llevar contigo y no tienes a nadie donde dejarlo, opta por una residencia canina de confianza donde estará como en casa.

¡Bon voyage!

P.D.: La foto principal mola pero tampoco hay que dejar que el perro se asome por la ventana con el coche en marcha 😉

 

error: