Cómo andar en bici con tu perro

Andar en bicicleta con tu perro puede ser una experiencia maravillosa y muy saludable para ambos. Es una forma de hacer actividad física y pasar un buen momento en compañía de tu perrete y afianzar aún más el lazo que os une. Es por esto que en este post te vamos a contar todo lo que debes tener en cuenta antes de comenzar con esta práctica.

El perro

Para andar en bicicleta con tu perro, este debe pesar más de 12 o 15 kg y ser mayor de dos años. Lo ideal sería hacer una consulta con tu veterinari@ amig@ para que revise a tu perro y evalúe si está en condiciones físicas para salir contigo.

Por otro lado, el perro debe contar con algunos elementos de seguridad como los siguientes:

  • Un arnés de cuerpo que no aplica presión en el cuello. Otra opción podría ser una pechera especial para perros. Recuerda que deben tener reflejantes o luces de visibilidad.
  • En el caso de salir en épocas de mucho calor no es aconsejable que la temperatura supere los 30ºC, porque tu perrete puede sufrir un golpe de calor.
  • Puedes probar con los chalecos refrescantes para perros, pero siempre respetando las temperaturas adecuadas para salir.
  • Su tu amigo no tiene las condiciones para correr a tu lado, mira aquí esta alternativa                                      

Tu seguridad garantiza la seguridad de tu perro

Si decides andar en bicicleta con tu perro, es fundamental que tú también utilices mecanismos de seguridad para protegerte a ti y a él. Debes llevar casco, luces reflejantes en tu atuendo y en la bicicleta. Lleva agua suficiente para ambos y el plato portátil para tu perrete para poder hidratarlo correctamente. No olvides cargar tu billetera con algo de dinero, tu identificación y tu celular por cualquier emergencia.

La bicicleta

En líneas generales, una bicicleta mixta que sea apta para ciudad y terreno montañoso sería lo más apropiado. Además, deberás incorporarle algunos accesorios para poder salir a pedalear con tu amigo cuadrúpedo: un soporte que una la bicicleta con el arnés del perro. De esta manera, el perro se aleja de la bicicleta o que te jale con fuerza y pierdas el equilibrio.

Momento de presentaciones

Antes del primer paseo en bicicleta es fundamental que tu perro la conozca y la asocie con acontecimientos positivos. Deja que tu amigo la conozca y la olfatee. Luego lleva la bici caminando junto a tu perro para que se familiarice con la dinámica de esta actividad. Acaricia a tu perro y hazle muchos mimos para que entienda que van a pasar un buen momento juntos.

Andar en bicicleta con tu perro será muy positivos para ambos ya que además de mantenerlos en forma fortalecerá vuestro vínculo. Ten en cuenta que tu etóloga amiga te puede dar muchas más indicaciones antes de comenzar con esta práctica. Sácate todas las dudas antes de comenzar, por tu seguridad y la de tu perrete.

error:
Abrir chat
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Deja tu mensaje y te contactaremos lo antes posible.

¿En que podemos ayudarte?